4/27/2006

Agachate y conocelo


Lo de Tinelli ya no debería sorprender, pero aún así me sorprende. Y creo que lo que más me sorprende es el hecho de que no se hable demasiado al respecto o que no haya habido ni una voz que se alzara en contra del lamentable concurso ‘Bailando por un sueño’. El mismo consiste en un torneo de baile en el cual compiten parejas integradas por un famoso (o algo así dado el carácter de algunos participantes) y una persona ‘del público’.
¿Cuál es la particularidad del participante no-famoso? Que quiere cumplir un sueño. ¿Uds dirán ‘‘pero que bonito’’? Si todo muy bonito hasta que uno ve cuales son esos sueños: comprar una casa para su familia, darle un tratamiento para la enfermedad de un familiar, refaccionar un colegio, y otros del tipo dramático. ¿Cuál es el problema? El bendito morbo, hacer competir a personas por algo realmente importante para ellos (y para cualquiera que se encuentre en su situación), y de paso transmitirlo por tv.
Algunos dirán que ‘Marce’ es re bueno dándole la chance a estas personas... ahora, dejemos la ingenuidad de lado, obviamente que todo esto es por rating, y a eso hay que sumarle el hecho de que la gente vota (con previo pago) para elegir quien se queda (porque vieron, es feo decir eso de ''que se vaya ese que el hermano es esquizofrénico'') Así que descartemos el altruismo, de última que haga la de Julian Weich: cumplirles el sueño solo a cambio de rating. Pero bueno sabemos como es ‘Marce’... siempre le encuentra una vuelta de tuerca a todo.
Obviamente esto no termina acá, además de hacerlos competir, hay jurados. ¿Y cual es la frutilla de la torta? El hecho de que Jorge Lafaussi (un pelado impresentable que por ejemplo trabajaba en Zap! Junto a grandes figuras como Guido Suller, Jacobo o el Sr Larva) la juegue del malo del panel. Por que eso de ser el guacho vende de alguna manera. Claro que una cosa es Pop Star y otra cosa es este concurso. Es como decir ‘‘mmm sos un desastre bailando (que dicho de paso no es tu vocación y/o profesión) así que anda avisándole a los pibes del colegio que se preparen para que se les caiga el techo sobre el marulo’’ Esto claro si consideramos el basureo gratuito que se realizan en todos los realitys como algo aceptable.
¿De qué manera se pueden ‘calificar’ este tipo de sueños? ¿Porque Carmen Barbieri tiro mal un paso vos te tenés que joder? Es más, el término ‘sueño’ me parece totalmente incorrecto, el nombre que tendría que recibir el concurso es ‘Bailando por una Necesidad’ o mejor aún, ‘Prisioneros de la Desesperación’. ¿O alguien piensa que la primera opción de una persona para lograr ese tipo de cosas es exponerse en televisión para bailar y que un pelotudo los forree?
Estos días se estuvo hablando que los participantes eran bailarines profesionales. ¡Ojalá que así sea! Sería una muestra de que no estamos TAN hasta las pelotas. De todas maneras eso no cambiaría absolutamente nada, el mensaje es el mismo y nadie parece haberlo advertido.
Así que ya saben: para conocerlo a Marcelo, hay que ir muy bajo

3 comentarios:

Ande dijo...

totalmente de acuerdo, me llego a kedar afuera por algo importante y el pelado encima me bardea y showmatch termina a las ñapis... le saco la barba y se la pongo en la cabeza al ke bardea... jaaj
me parece ke conesas cosas no se deberia jugar...

Nico dijo...

no sabia de tal show.. casi de circo
lamentable.. y peor es la gente que lo ve y llama, que hace que todo se sostenga
saludos

tolo dijo...

si bien saben que yo tengo cierto agrado por las bromas que se hacen en el programa de marcelo y que me divierto a carcajadas con mucho de sus sketchs, hay que admitir que el concurso de bailando por un sueño roza lo patetico, lo bajo, lo amarillo. sin embargo, y lamentablemente, no desentona con el momento que esta pasando la tv. El tema es que la gente va y participa y se deja forrear por lafauci y mostrar sus necesidades por la television. Pero tambien es cierto que quizas ven esa via para realmente cumplir un sueño que tengan, mas alla que para eso tengan que publicar su vida y que millones de personas lo vean. Asi como alguien juega dinero en el quini para ganar plata o apuesta al azar para cumplir el sueño de tener mucha guita, los participantes se esfuerzan por lograr su objetivo. Sí, puede ser patetico, pero a veces cuando uno tiene una meta fija y realmente quiere eso, puede llegar a hacer este tipo de cosas.


tolo (no me acuerdo mi pass asi que no puedo poner como blogger)