2/21/2007

Agarramos la bola

Ante los rumores de que hubo una reunión entre los integrantes de Coldplay y Charly García en el cabaret del Hotel Faena, hemos desempolvado la bola de cristal para ver como serán las 3 presentaciones de los británicos en Buenos Aires:
-Día 1: Tocan 3 horas y media (TODOS sus temas incluídos los lados B y las canciones del proximo disco) la gente los ovaciona a rabiar y Chris Martin es llevado en andas por Corrientes a comerse una pizza, a lo que el cantante dice: ''son el mejor público del mundo''
-Día 2: comienzan los problemas de sonido por lo que la presentación dura menos de la mitad que el día 1. Martin algo molesto, insulta por lo bajo al sonidista y en el medio de Yellow para la canción porque no le funciona la guitarra. Se sienta al piano y toca Clocks, pero no la termina porque el guitarrista pifia una nota. No tocan Trouble y se van para los bises, aunque no vuelven a salir al escenario. El público se queda media hora cantando ''y Coldplay no se va, y Coldplay no se va''
Día 3: Caos total. Chris Martin se baja los pantalones a la segunda estrofa del primer tema, mientras sus compañeros de ruta se miran sin saber si seguir tocando o parar la canción. Martin los mira mal, escupe al baterista y grita: ''Las Malvinas son inglesas, acá están acá están que las vengan a buscar'' el público se mira incrédulo y aplaude la ocurrencia. Ante tal reacción Martin para el tema e invita a Maradona a subir al escenario mientras le hace una seña a la Claudia en la primera fila como diciendole: ''despues te vacuno''. El Diego se saca, le baja los dientes al lider de Coldplay y se retira diciendo: ''esto es para los argentinos''.
El baterista a esta altura se está tomando un scotch con 2 turistas australianos, mientras el bajista afina el bajo de una manera muy particular ante la amenaza de Martin de ahorcarlo con una cuerda de piano. La policia sube al escenario para detener al guitarrista, acusado de ser el asesino de Nora Dalmasso y ser co-participe en el crimen de Maria Marta Belsunce. Cuando la trifulca sobre el tablado se calma, Chris Martin invita a Pipo Cipolatti y entre los dos hacen un tema homenaje a Hulk Hogan que se ve interrumpido por la súbita desición del cantante de lanzar al piano al público y tomarse el buque, no sin antes golpear salvajemente a Gwyneth Palthrow (que nombre más jodido). Todo esto ocurre en tan solo 6 minutos y 23 segundos, a lo que la gente responde: ''son unos genios, los banco a muerte.''

Say no more

2 comentarios:

Andy dijo...

santi, el estudio te esta haciendo mal... jajaj

El Tolo....de la gente. dijo...

Santi, un 10, muy bueno.